Educacion de Competencia Moral

Por el Konstanzer Methode der Dilemma-Diskussion KMDD®

(Método de Discusión de Dilemas de Konstanz)

us ge Revisión pasada: May 2015
Home

Flyer | Seminarios y tallers

Certified KMDD-Teachers

Test del Compencia Moral (TCM)

Registered Trade Mark "KMDD" ®

 

Lind, G. (2007). La moral puede enseñarse. Manual teórico-práctico de la formación moral y democrática. México: trillas.
Índice de contenido

Colombia:

EDITORIAL TRILLAS DE COLOMBIA LTDA.
Cr 15 # 33A-35
COLOMBIA - Distrito Capital, Bogotá
Teléfonos: (57)(1)2857187
Fax: (57)(1)2858905
Manigero: Sr. Alfonso López
E-mail: editrillas@andinet.com

Venezuela:

VENEZUELA
Limex Venezolana, A.C.
Av. Lima Quinta Lourdes
(Entre Av. Libertador y Río de Janeiro)
Los Cobos
Caracas, Venezuela
Tels. (582) 739 4041 / 793 7102
Fax: (582) 781 9742
Manigero: Yolanda Cajide
E-mail: limex@cantv.net

Otras tierras:

Irene Yépez
Coordinadora de Ventas al Exterior
División Comercial
Calzada de la Viga 1132
Col. Apatlaco
Deleg. Iztapalapa, CP 09439
México, D.F.
Tels. 5633 4198 /5633 1122 / 5633 1112 / 5633 8621
Fax: 5633 0870 / 5634 2221
E-mail: laviga@trillas.com.mx
 

Nota importante (en inglés)

El método Konstanz de discusión de dilemas debe ser usado sólo por profesores entrenados. Usualmente este entrenamiento toma dos semestres con seminarios, demostraciones prácticas y ejercicios supervisados por un capacitador experimentado (Flyer). No enfrente a sus estudiantes a un dilema moral, sin contar con entrenamiento educativo y didáctico adecuado.

Profesores con poca experiencia con este método, deben inscribirse en un curso de entrenamiento o aprender por si mismos. El autor ofrece introducciones al método, talleres, y cursos completos de entrenamiento (Aprendizaje moral y democrático) en Konstanz y en cualquier otro lugar. Usted puede también suscribirse a un sistema de información (en Alemán, en Español; Inglés en preparación).

Aquellos que quieran aprender por si mismos, pueden comenzar con dilemas que han sido probados por expertos en este método (=>), y pueden hacer sólo la primera fase de la sesión de discusión (“Introducción del dilema”; ver abajo). Cuando cuente con más experiencia el profesor o profesora puede construir sus propios dilemas para trabajar en su salón, y adaptar el método para las necesidades particulares de su salón.

The Konstanzer Methode der Dilemma-Diskussion (KMDD)® (método Konstanz de discusión de dilemas) is registered at the Deutsche Patent- und Markenamt as a textmark (letter of confirmation). The KMDD must not be used for advertisement for courses or training or similar things without a valid KMDD-Teacher certificate. KMDD-courses or seminars must be provided only by trainers with a valid KMDD-Trainer certificate. Course to acquire these certificates are announced here.

Intervention studies using the KMDD as intervention method, can make statements about the KMDD's only if the method was applied by a certified KMDD-Teacher, and if the study included a pretest-posttest measurement with the Moral Competence Test (MCT).

Even if done by a non-certified teacher, the KMDD may entertain the students well but it will not improve their moral learning if the teacher has no sufficient training. Moreover, an uncertified teacher may not have the ability to notice damaging effects of the method to his students. If effectively done, the KMDD produces moral emotions in the students, which can only be monitored by the teachers if the teacher has developed sensitivity for them.

Antecedentes

El "Konstanzer Methode der Dilemma-Diskussion" (KMDD)® surgió del método de dilemas de Moshe Blatt y Lawrence Kohlberg. El KMDD está también basado en la ética comunicativa de Habermas, en el método del discurso de Oser, y en la teoría del aspecto dual del comportamiento y el desarrollo moral de Lind (Lind, 2002).

El KMDD ha sido utilizado en muchos programas educativos. Con base en esta experiencia y nuevos conocimientos en la moderna psicología del aprendizaje, he incluido nuevos elementos en el método, he cambiado muchas de sus características y enfocado su propósito para hacerlo realmente efectivo. Debido a los muchos cambios, realmente surgió un nuevo método: El método Konstanz de discusión de dilemas (Lind, 2003).

Las similitudes y diferencias de estos dos métodos son descritas en detalle en Lind (2003: La moral puede ser enseñada...[en alemán y español]) y en Lind (2003: El método Konstanz... ).

El KMDD es uno de los pocos métodos educativos que han sido sistemáticamente evaluados. Cuando es aplicado correctamente, este método tiene efectos inusualmente altos y duraderos en el desarrollo moral-cognitivo de estudiantes de varios grupos de edad. Endnote Al parecer es más efectivo para los estudiantes de grado quinto a décimo. Sin embargo, en recientes estudios sobre intervenciones, en estudiantes universitarios el efecto fue también bastante alto (ganancias de 14 puntos en el índice C; r > 0.70).

Aquí, doy una breve introducción en este método, especialmente pensando en los maestros que desean usarlo en sus aulas. Al final encontrarán un nuevo y revisado esquema guía de una sesión de discusión de dilema. Le ayudará a visualizar el método y a probarlo en sus propias clases. Una vez que usted haya comprendido completamente el principio didáctico básico del aprendizaje moral y democrático, no necesitará mas esta guía, sino sólo ocasionalmente, por ejemplo, para entrenar otros profesores.

Meta de KMDD: Competencia Moral

La competencia moral es la el objetivo clave del Método de Discusión de Dilemas (Konstanz Method of Dilemma Discussion, KMDD).®  Mientras la mayor parte de los programas de educación moral y del carácter buscan desarrollar actitudes, orientaciones o valores morales, el KMDD pretende desarrollar el aspecto de la competencia moral.  Este concepto está relacionado al concepto de competencia de juicio moral de Kohlberg (1964) que se define como “la capacidad de tomar decisiones y juicios que sean morales (vgr. basadas en principios morales) y para actuar de acuerdo a dichos juicios. (p. 425).

Como Kohlberg (1958, pp. 128-129) escribió, “un comportamiento moral maduro debe hacer justicia a ambos a) los principios morales con los que uno está comprometido y, b) la situación específica en la que uno experimenta un dilema moral.” Un juicio moral debe entonces ser altamente consistente (con respecto a los propios principios morales y diferenciado (con relación a la situación particular). Además, como Jürgen Habermas insiste, el comportamiento moral tiene una dimensión socio-comunicativa (Habermas 1990). 

Por tanto yo defino

la competencia moral como la habilidad para resolver conflictos sobre la base de principios morales (compartidos) mediante el pensamiento y la discusión en lugar de la violencia, el engaño o el uso del poder (Lind 2008, Lind 2011)

 

Cómo estimular el aprendizaje moral

No podemos pensar en todos los dilemas morales con los que una persona se encontrará y mucho menos podemos dar solución a todos ellos. Todo lo que podemos hacer es preparar a los niños para ser más capaces de resolver sus dilemas morales por sí mismos y de utilizar el concejo y soporte de otras personas.

Hemos encontrado que la mejor forma de preparación es confrontar al estudiante con la clase de tareas que ellos deben aprender a manejar, y brindarles soporte y guía. Esta clase de enseñanza puede ser comparada con la vacunación con virus debilitados, que estimulan al cuerpo para construir sus propias defensas para luchar contra el ataque real del virus. Endnote

Con el método de discusión de dilemas morales, el profesor pone al estudiante en una situación de dilema moral semireal y lo confronta con una discusión controversial, todo esto crea emociones y reacciones sociales que necesitan ser tomadas en cuenta. Para continuar en esta situación, el estudiante debe activar y desarrollar sus competencias morales y democráticas, por ejemplo, a.) Dar (buenas) razones para defender su opinión acerca de un asunto o una elección moral, b.) Escuchar el razonamiento contrario, evaluarlo y apreciarlo, c.) Lidiar con conflictos entre la presión de grupo y su propia conciencia, o d.) Tomar la perspectiva de los actores en la historia del dilema (quien toma la decisión y las personas afectadas). La confrontación con contra-argumentos ha demostrado ser un poderoso estímulo para el desarrollo moral-cognitivo. Endnote

Apoyo y desafío

Por medio del uso de Dilemas Morales educativos, el profesor puede crear un ambiente de aprendizaje que es lo suficientemente real como para crear emociones morales y presión social. Alternando ciclos de apoyo y desafío, este método asegura que el estímulo de emociones morales y tensiones sociales nunca llega a un punto en el que el aprendizaje se vuelve imposible.

Para maximizar el proceso de aprendizaje, es importante exponer a los estudiantes a una intensidad y cantidad de puntos de vista contradictorios que no sea ni muy aburrida, ni muy atemorizante para el estudiante. En cualquiera de estos dos casos, el proceso de aprendizaje se obstaculiza. Con este propósito, el profesor debe, a.) Escoger un dilema apropiado, y b.) Organizar un formato de discusión que implique desafío y apoyo.

Una gran dificultad con cualquier método de enseñanza es que cada estudiante tiene su propia forma de aprender. Nosotros encontramos que el KMDD es apropiado para tratar este problema porque contiene un buen balance entre fases de apoyo y desafío, y ayuda al profesor a mantener el clima de aprendizaje en un rango óptimo por medio de la aceleración o desaceleración de las diferentes fases. Hemos usado el método en grandes grupos de 100 personas o más.

Obviamente, un profesor debe estar bien preparado para este método. Para mantener el proceso de aprendizaje en la “zona de desarrollo próximo” (Vygotsky), debe conocer bien el arte de la discusión de dilemas y ser conciente de la responsabilidad que viene con el.

Dilemas semireales

Con el KMDD, usamos dilemas morales que vienen de fuera del salón de clase, y cuyas soluciones son sólo ficticias. Usualmente estos dilemas son llamados “hipotéticos” y “no reales”. Prefiero llamarlos semi-reales porque, si captan la atención de los estudiantes y estimulan un debate serio y vívido, entonces estos dilemas no son sólo hipotéticos, sino en cierto sentido reales, así como una buena historia de ficción o película es real para la audiencia.

Si la historia de un dilema no es real para los participantes, no estimulará procesos morales-cognitivos en los estudiantes. Por lo tanto los maestros deben ser cuidadosos con no hacer la discusión de dilemas irreal al introducir espontáneos cambios en la historia o por permitir a los participantes “simular” su opinión y argumentos, o por otras formas de juegos de roles. Estos métodos tienen grandes méritos cuando son usados para otros propósitos.

Dilemas semireales pueden ser tomados de la literatura, periódicos, o de la experiencia cotidiana. La gran ventaja de los dilemas morales semireales es que el profesor puede alterarlo libremente según sus intenciones didácticas.

Dilemas completamente reales son el tema del enfoque de la educación moral comunidad justa, que no se trata aquí. Es suficiente decir que la discusión de dilemas semireales parece ser una buena preparación para discutir problemas reales en las asambleas de la comunidad justa y que la discusión de problemas reales requiere incluso más preparación porque esos problemas son como son y no pueden ser adaptados con propósitos didácticos (Oser & Althof, 1994).

Construir un historia dilema moral

Sobre todo, es importante escoger un genuino historia dilema moral para la discusión, más que solamente un caso interesante. Debe ser un dilema de comportamiento, esto es, en la historia alguien debe tomar una decisión inmediata sobre dos cursos de acción. No hay una tercera opción, y la persona no tiene mucho tiempo para repensar o replantear la situación.

Debe ser un historia dilema moral, es decir, debe implicar uno o más principios morales reales, que entran en conflicto entre sí o consigo mismo. Si, un principio moral puede estar en conflicto consigo mismo, es decir, puede implicar dos cursos de acción diferentes y excluyentes, dependiendo de cómo uno sopese las circunstancias. Sin embargo, típicamente en un dilema moral se enfrentan dos principios morales de importancia similar. --> Encontrar dilemas para el aprendizaje en el salón.

Para nuestro propósito debemos diferenciar los principios morales, de otros valores o normas no morales. El imperativo categórico de Emanuel Kant provee de un criterio útil para hacer tal distinción. Para actuar moralmente, su exigencia dice que uno debe “actuar sólo según máximas que pueda desear al mismo tiempo, sean leyes universales.” Estas deben ser consideradas principios morales. En otras palabras, sólo aquellas máximas o, como podemos decir ahora, valores que pueden ser universalizables pueden ser considerados como principios morales. Un ejemplo de un buen dilema moral es el famoso dilema de Heinz usado en la entrevista de juicio moral de Kohlberg, y el dilema de Susana, utilizado en muchas discusiones de dilema.

Otros valores pueden ser convencionales, culturales o personales. Estos valores también pueden ser sometidos a discusión en el salón de clase. Sin embargo, sólo con valores o principios morales universalizables, el profesor puede esperar que los participantes los compartan y se enganchen en una discusión abierta y racional. Con otros valores, los estudiantes pueden enredarse en la pregunta acerca de los valores correctos, bien sean culturales o personales. Es muy improbable que esta pregunta sea respondida con base en un discurso racional. Aunque no recomendamos usar estos conflictos de valores en la discusión de dilemas, ellos pueden, (y deben) ser abordados de otras maneras en la escuela.

La dificultad de un dilema moral debe ser siempre adaptada a la experiencia y la madurez de los estudiantes. Para el maestro, esto requiere una considerable competencia y experiencia para diseñar buenas discusiones de dilema. Pero una vez el maestro comprende lo básico, el o ella será capaz de construir buenos dilemas que encajen en el currículo o que sean adecuados por otras razones. -> Lista de chequeo para la construcción de dilemas

En forma escrita el dilema no debe ser más largo que un cuarto de página. La duración óptima de una sesión es de 80 a 100 minutos. La duración aproximada de cada uno de los pasos se describe más adelante. Cuando el profesor o la profesora adquieren más experiencia, él o ella pude variar estos tiempos. Una discusión de dilemas cada dos semanas parece ser lo óptimo; más es menos.

Duración óptima de una sesión

Desde mi experiencia y la de muchos profesores, considero que la duración óptima de una sesión de discusión es de 80 a 90 minutos, es decir, dos unidades regulares de 45 minutos. Usualmente 45 minutos no son suficientes para conseguir una buena discusión de dilema comenzada en una clase. En muchas ocasiones los estudiantes necesitan de 20 a 30 minutos para identificar completamente el “núcleo moral” de la historia del dilema, y para ser capaces de imaginarse la presiones psicológicas que sufre el protagonista. Una sesión de alrededor de dos horas, parece tener los mayores y más duraderos efectos en el desarrollo de la competencia de juicio moral de los estudiantes. El esquema que se incluye más adelante muestra una discusión de dilema de dos horas.

Sin embargo, he visto buenas discusiones de dilema que toman sólo 45 minutos o mucho menos. Periodos cortos pueden funcionar bien cuando el tema es bien conocido por todos los estudiantes y el dilema tiene una estructura simple.

Grupos objetivo

El método de discusión de dilemas ha sido usado en una variedad de escuelas, niveles y grados, desde niños de 10 años de edad, hasta adultos provenientes de diferentes contextos profesionales. Desde mi propia experiencia de cerca de 20 años y desde la experiencia de muchos maestros, sabemos que este método es muy aceptado por estudiantes y padres de familia. Los profesores me dicen que puede cambiar para bien, el clima de aprendizaje de una clase. He sido testigo de muchas discusiones de dilema vívidas y motivantes, con estudiantes desde el grado 5 al 13, escuelas superiores y universidades.

A partir de una evaluación sistemática del impacto de la discusión de dilemas morales (el método de Blatt y el KMDD), sabemos que los mejores efectos se consiguen con estudiantes de grados 5 a 10. Aunque se han encontrado también efectos altos en estudiantes de escuelas superiores y universidades... más.

Con otro formato de discusión, los principios didácticos del KMDD pueden ser usados también con niños más pequeños. Endnote

Condiciones para una buena discusión de dilema

He encontrado que las siguientes condiciones son esenciales para lograr una buena discusión de dilema:

  • Buena educación del profesor tanto en el campo de su materia, como en el de la educación en general. No es necesario que el profesor haya estudiado psicología moral. Sin embargo, un conocimiento básico sobre importantes autores que han hecho contribuciones importantes al campo, es muy útil. Recomiendo especialmente los escritos de John Dewey, Charles S. Pierce, Immanuel Kant, Jürgen Habermas, y Hans-Otto Apel.
  • Disponibilidad de un supervisor o colega que pueda dar retroalimentación a la práctica de la discusión de dilemas.
  • Intensiva preparación de la sesión, si es posible, junto a un profesor compañero. En mi experiencia, mientras mejor preparado esté el profesor, menores serán las intervenciones que haga cuando los estudiantes entren a la fase de discusión.
  • Hacer discusiones de dilemas con regularidad, por ejemplo, cada dos semanas en una clase particular. Los estudiantes se van a aburrir y no se va a obtener mucho si dos discusiones de dilema se hacen el mismo día o con intervalos de tiempo muy cortos.
  • Apertura a discutir problemas realmente controversiales, más que limitar la discusión a seudo problemas.
  • Conciencia de las limitaciones de la discusión de dilemas. Puede ser adaptado a muchas materias e intenciones pedagógicas. Pero, los objetivos de la educación moral no deben reducirse a la discusión de dilemas. Otros aprendizajes son importantes, por ejemplo, el aprendizaje de la química, de la geografía, de los idiomas extranjeros, de los hechos psicológicos y sociales, de las controversias políticas, etc.
  • La discusión de dilemas morales no debe ser confundida con ejercicios de destreza retórica. Para el éxito de una discusión de dilemas, la sinceridad moral y los escrúpulos son de suma importancia. En contraste, estas virtudes no son necesarias para el éxito retórico y pueden incluso obstaculizarlo.

Aprender cómo usar el método

He diseñado y evaluado (en Colombia y Alemania) un programa de educación continuada dirigido a maestros de todas las áreas, para adquirir las habilidades necesarias para fomentar el aprendizaje moral y democrático, alrededor de lo que es el método Konstanz para la discusión de dilemas morales. Este programa se llama “Aprendizaje moral y democrático” (MODEL) Implica cerca de 100 horas de entrenamiento, de las cuales 50 horas se desarrollan en dos talleres (uno al comienzo y otro al final) las otras 50 horas son entrenamiento práctico guiado por 14 tareas que permiten que el profesor aprenda cómo implementar el método paso a paso.

MODEL- programa de entrenamiento (aprox. 100 horas):

1. Evaluación del programa: Medición inicial...más (en alemán)

2. Taller de una semana (participación en la discusión de un dilema moral, bases psicológicas y filosóficas; recolección de dilemas morales y transformación de ellos en “dilemas morales educativos”; integración del KMDD en el currículo; observación de clases; medición de la competencia del juicio moral; supervisión de pares; redes de aprendizaje y aprendizaje en “tandem”)

3. Práctica: Seis meses de entrenamiento en-el-trabajo por medio del desarrollo de 14 ejercicios.

4. Taller de una semana (participación en la discusión de un dilema; reflexión sobre el programa de entrenamiento; discusión de preguntas abiertas; presentación del portafolio y los videos de cada participante; procedimiento de certificación.)

5. Evaluación del programa: Medición final.

La práctica debe ser apoyada por tres componentes:

1) Supervisión de pares. Los maestros son instruidos acerca de cómo reclutar y entrenar colegas para hacer supervisión con ellos. De esta forma los maestros no sólo obtienen retroalimentación, sino que también hacen que el proyecto este abierto a todo el personal del colegio, reduciendo la ansiedad y la envidia, y generando interés en el método por parte de otros profesores.

2) Trabajo en red. Los profesores son motivados (y apoyados) para construir redes con otros maestros en su colegio o región por medio de reuniones mensuales cortas y en una región amplia por medio de la Internet (E-mail etc.).

3) Refuerzos. Si los problemas no pueden ser solucionados por medio de los componentes 1 y 2, los profesores pueden consultar el manual del profesor (hasta ahora disponible solamente en alemán y español), o contactar un experto a través del correo electrónico o presentar el problema en el taller final.

Pensando en el futuro

Teniendo en mente la advertencia hecha arriba y la necesidad de pasar por este entrenamiento, el método Konstanz de discusión de dilemas morales debe ser concebido como un currículo central para todos los estudiantes y profesores. Creo que después de 20 años de desarrollo e investigación, debemos pensar en ampliar el uso del KMDD en varios aspectos:

1. Debemos aprender a usar este método no sólo en nuestro país sino también en todos los estados miembros de la unión europea, con el objeto de preparar ésta y las futuras generaciones para convivir pacíficamente en una sociedad multicultural.
2. Debemos también ofrecer este método a ciudadanos de otros países ya que el mundo está creciendo conjunta y rápidamente.
3. Como un primer paso, debemos ofrecer programas de educación continuada para todos los maestros de todas las áreas académicas. Los maestros bien entrenados, son la parte más importante de este método.
4. Un siguiente paso puede ser integrar este método dentro del currículo de los programas de formación de docentes.
5. Deben ser creadas redes con soporte electrónico para mantener un alto estándar de entrenamiento de docentes y evaluación
6. La investigación interdisciplinaria (psicología, pedagogía, neurología, sociología, ciencia política, filosofía, economía, administración, etc.) debe ayudar a monitorear la implementación y el posterior desarrollo del KMDD y de otros métodos de educación moral y democrática, y documentar los resultados del KMDD en la calidad de vida.

Para facilitar este proceso de ampliación del método, nosotros recomendamos

1. Que cada entrenamiento en el método sea acompañada por supervisión de pares. Esta no es sólo una buena manera de apoyar al estudiantes sino que es también una manera efectiva de reducir sospechas en contra y de aumentar el interés en el método. Hay un número alto de profesores que se inscriben en el programa de entrenamiento después de que fueron invitados por otro profesor para servir como supervisores pares en el programa de entrenamiento del KMDD.
2. Que el programa de entrenamiento debe ser ofrecido a una escuela o departamento como un todo. Al parecer el aprendizaje organizacional acelera el proceso de aprendizaje y lo hace más sostenible.
3. Que la administración educativa ayude a institucionalizar redes y buenas prácticas evaluativas. Esto último es especialmente importante ya que una mala evaluación puede ser una gran amenaza para la buena práctica educativa... más.

   

Referencias

See also: http://www.uni-konstanz.de/ag-moral/b-publik.htm

© Copypright by Georg Lind

(c) Derechos de autor de Georg Lind

Esta página puede ser citada sin permiso. Sin embargo por favor cite la fuente y la fecha, y de crédito al autor, quién tiene los derechos de autor.