source: http://www.colciencias.gov.co/cg97co/docs/redparti.htm (6.5.05)

 

"RED PARTICIPACCIÓN CIUDADANA DE COLOMBIA"

Martha Cecilia Bernal

Coordinadora Operativa

1. ANTECEDENTES

1.1 La Situación Colombiana

Colombia se debate en una de las más profundas crisis de su historia. Esta se expresa en una creciente pérdida de legitimidad y credibilidad de sus instituciones, en una violencia y corrupción incrementales y en la incapacidad para responder a muchas de las demandas básicas de amplios sectores sociales. Esta situación, reconocida nacional e internacionalmente, apenas representa el síntoma de un profundo problema estructural de su sociedad, resultado bastante claro de una historia de carencia casi total de sociedad civil activa, deliberante, participativa y fiscalizadora del interés publico. Aunque la situación visible es coyuntural, su solución implica cambios profundos a mediano y largo plazo al interior de la sociedad colombiana.

1.2 El Movimiento Ciudadano de Colombia

Ante la propuesta de construir la democracia real en la que deseamos vivir, un grupo de personas preocupadas por el futuro del país a mediano y largo plazo, determinó poner en marcha un Movimiento Ciudadano con el fin de: "Promover y potenciar en el corto, mediano y largo plazo, una cultura de sociedad civil y de responsabilidad social deliberante y participativa, que vele por el cumplimiento de la razón pública a través del ejercicio de la ciudadanía plena".

Se reconoció que para alcanzar la meta anterior el país requería iniciar un proceso pedagógico fundamentado sobre logros ciudadanos concretos, a través de los cuales se estructurara sobre la práctica cotidiana, esa cultura de sociedad civil deliberante y participativa a que todos aspiramos. En forma complementaria, se vio la necesidad de articular y generar propósitos comunes dentro de los millares de iniciativas ciudadanas, aisladas hasta ahora, que en la actualidad surgen como respuesta natural a la percepción de una crisis generalizada.

Con este objetivo y desde finales de 1995, se inició el proceso articulación de este grupo de ciudadanos y ciudadanas que empezó a analizar con formalidad creciente, la situación aparente de crisis por la cual pasaba el país en ese momento. Muy rápidamente, dicho análisis llevó a la conclusión de que la situación aguda que se percibía, correspondía al afloramiento de una serie de síntomas de un problema mucho más profundo y crónico de la sociedad colombiana, descritos en el primer numeral de esta propuesta.

En la base del problema, se identificó una carencia estructural, de naturaleza histórica, que apuntaba, no a la simple "recuperación de los valores perdidos" sino al hecho de que esos valores apenas habían constituido un velo muy tenue de una situación caracterizada por la carencia general de una cultura de sociedad civil activa, capaz, por lo tanto de generar y apropiar sus propias normas de convivencia, así como cambiar hacia la democracia real, el estilo de hacer política una vez que se estableciera.

El 14 de febrero de 1996, se constituye de hecho, el Movimiento ParticipaCCión Ciudadana de Colombia mediante una declaración de principios denominada "El Manifiesto Ciudadano" (ver Anexo 1) en la cual el Movimiento establece a la comunidad su concepción sobre el significado social y político de el ciudadano, el pluralismo y la participación como bases para la construcción de una nueva sociedad. A partir de ese momento los miembros comienzan a realizar aportes individuales monetarios que ya ascienden a cerca de cuatro millones de pesos, con los cuales se cubren los materiales, los encuentros y las comunicaciones y a un estimado de $ 50,000,000 en tiempo real de dedicación profesional de sus integrantes. El Comité de la Red cuya actividad se presentará más adelante, maneja actualmente un presupuesto de preinversión de $ 50,000,000, donados y desembolsados por la Fundación Corona, para consolidar parte de la primera etapa de este proyecto, la cual se presenta más adelante en este documento.

Con la conceptualización del Manifiesto, se inició un trabajo concienzudo de definición de metas y tareas, que parte de unos conceptos fundamentales básicos y llega finalmente a la definición y adopción de una Visión, una Misión, así como y una primera versión de los Grandes Objetivos del Movimiento (Ver Anexo 2 "Direccionamiento Estratégico")

El Movimiento se reúne mensualmente en Asamblea de Coordinación de las diferentes actividades y sus comités especializados lo hacen cada dos semanas. El Movimiento asiste a todos los foros nacionales sobre participación y ciudadanía, organiza conferencias y sus miembros se han insertado crecientemente dentro de las organizaciones que analizan y fiscalizan el accionar de la sociedad y del estado.

Por definición, el Movimiento es horizontal, pluralista, sin partidismo político alguno y constituye esencialmente un movimiento de participación y no de adhesión. Todos los miembros actuales tienen la misma categoría de ciudadanos, sean éstos fundadores o adherentes activos (ver Anexo 3 "Estatutos y Miembros Fundadores").

A partir de esta definición de propósitos, se constituyen en agosto de 1996 una serie de comités operativos en los siguientes campos: a) Medios de Comunicación b) Iniciativas y Capacitación c) de Instrumentos (actualmente el Comité de la Red) d) de Estatutos y Formalización, e) de Finanzas f) de Desarrollo Humano. En estos comités se distribuyen según su interés y habilidades los 42 miembros actuales del Movimiento, apoyados por ciudadanos sobresalientes especialmente interesados en algunos de los temas específicos

1.3 El Instrumento

Para llevar a cabo la misión anterior, los integrantes del Movimiento identificaron una serie de mecanismos para dinamizar la articulación y la acción ciudadana. Dentro de éstos, se vio la necesidad de desarrollar uno o varios instrumentos que pudieran precipitar un proceso creciente y autogestionado de apropiación y articulación de la ciudadanía plena por parte del mayor número posible de colombianos. Se encontró que en situaciones de crisis similares, han operado con éxito sistemas de comunicación piramidal autogestados por la misma comunidad. En forma paralela, algunos de los métodos de telemercadeo más exitosos han perfeccionado técnicas de organización, comunicación y seguimiento, que utilizan herramientas modernas para el manejo rápido y oportuno de la información, dentro de grupos poblacionales grandes.

Se encontró, que uno de los temas recurrentes en todos los movimientos ciudadanos con los que se entraba en contacto, era el sentimiento de que la sociedad colombiana se estaba quedando atrás dentro de un proceso globalizador moderno, basado en la confianza, el respeto a los derechos de los demás, la justicia y los valores humanos. Las confrontaciones ideológicas, políticas y militares (Oriente Medio, Bosnia, Zaire) así como los líderes autocráticos (Mobutu, Perón o Castro) se observaban en la historia contemporánea, bien fuera de la corriente central del desarrollo. El nuevo desarrollo mundial por lo contrario, se fundamenta crecientemente en redes tejidas de comunicación y confianza en las que la aceptación del "otro" como legítimo "otro" en la convivencia constructiva (Unión Europea, el Pacto de Lomé o el Internet, por ejemplo), se constituyen en factores de la nueva competitividad y el bienestar.

La Democracia, las redes de confianza (como esta Cámara de Comercio), y aquellos políticos que logran ser realmente responsables ante sus electores (accountability), se están tomando el mundo, no sólo de la política, sino el del comercio globalizado, de la producción y de las comunicaciones.

Con el apoyo participativo de grupos focales, identificados dentro de los diferentes estamentos de la sociedad, se ha diseñado sobre la práctica, la estructuración de una Red Ciudadana de naturaleza permanente, organizada a partir de unos doscientos puntos de liderazgo personal (aunque en muchos casos representarán la cabeza de organizaciones de la sociedad civil), que se multiplicarán en pirámide para realizar acciones de identificación, análisis, operativización y fiscalización del "bien público". De acuerdo con el objetivo, estas acciones pueden ser de naturaleza particular (derecho de petición, servicios públicos) comunitarias (defensa y uso del espacio publico, recreación, educación), regional (participación y control de planes de desarrollo) o nacional (lineamientos de política, iniciativas para referendos).

En la actualidad se diseñan, para este propósito, dos instrumentos centrales, los cuales se distribuyen en forma multimodal por impresión y multiplicación local fotocopiada, por Internet, mediante Faxy por acuerdos con los medios escritos de comunicación:

El Movimiento ParticipaCCión ciudadana, cumple como se aprecia en el diagrama (Anexo 4) esa función de responsabilidad, así como la articulación conceptual con centros de generación de pensamiento y acción (Corporación para la Excelencia de la Justicia, Iniciativas Ciudadanas por la Paz, Uniapac, etc ).

De esta manera, y a partir de sus logros locales, la Red se constituye crecientemente en una conciencia ciudadana actuante, pluralista, participativa, articuladora y fiscalizadora, que examina, propone e implementa acciones en tiempo real, tendientes a la apropiación y práctica de la ciudadanía plena por parte del mayor número posible de colombianos.

En la vida de este proyecto se han previsto tres etapas de desarrollo:

1 Etapa de Diseño y Puesta en Marcha (noviembre de 1996 - agosto 1997)[ financiada hasta mayo 31]

2 Etapa de Implementación Inicial (agosto 1997 - julio de 1998) [a ser financiada por entidades filantrópicas, fundaciones personas, empresas y por los aportes de los participantes en la Red]

3 Etapa de Consolidación (agosto de 1998 - julio del 2000) [a ser parcialmente financiada por entidades filantrópicas, fundaciones personas, empresas y especialmente por los aportes de los participantes en la Red]

2.0 OBJETIVOS

2.1 Objetivo General

  • "La Red "PARTICIPACCION CIUDADANA" es un medio de diálogo y comunicación que busca construir un espacio permanente de formación, participación y acción ciudadana responsable."
  • 2.2 Objetivos Específicos

    2.3 Población objetivo

  • " Al colombiano que trabaja, crea, educa, estudia y sueña, en fin, aquel o aquella que está a la búsqueda de la oportunidad de participar para construir un país mejor"
  • 3.0 ETAPAS DE DESARROLLO

    3.1 Etapa de Diseño y Puesta en Marcha (Nov’96 a Ago. 97)

    Dado el carácter absolutamente innovador de este instrumento, y la convicción absoluta del grupo que viene trabajando en él, de que a través de la implementación de un instrumento como éste es posible facilitar y desatar un proceso articulado de formación ciudadana y construcción de sociedad civil, se ha requerido una cuidadosa Etapa de Diseño y Puesta en Marcha de naturaleza participativa, para identificar y poner a prueba los instrumentos, su contenido y su forma, mediante el trabajo continuado con Grupos Focales de los diferentes segmentos de la sociedad civil.

    Esta Etapa de Diseño y Puesta en Marcha, se halla en ejecución en la actualidad y ha sido financiada por la Fundación Corona hasta el 31 de mayo de 1997, como un aporte de preinversión al proyecto.

    Al final de esta etapa (Agosto de 1997) se deberán haber alcanzado los siguientes resultados basados en el trabajo participativo de enriquecimiento conceptual, diseño y trabajo vivencial del Comité de la Red y los Grupos Focales que en la actualidad colaboran con el desarrollo del instrumento:

    Se ha programado dentro de la formación de los líderes de los NIAs una primera subdivisión de 2 : 1 a 3 :1 durante los primeros dos meses (en cada NIA, se programa el nacimiento de por lo menos, uno o dos nuevo núcleos, de tal manera que su número total se multiplica por dos o más).

    3.2 La Etapa de Implementación Inicial (agosto de 1997 a julio de 1998)

    Deberá comenzar a ejecutarse agosto de 1997 por un período de un año. Busca realizar el lanzamiento de la Red, analizar y corregir sobre la marcha muchísimas variables que todavía son inciertas, dado lo innovadora de la propuesta y por lo tanto, establecer los patrones reales de apropiación, multiplicación y especialmente de acción ciudadana.

    Desde la perspectiva de la ejecución actual de la primera etapa, se perciben hasta ahora, acciones centralizadas en los siguientes campos:

    Esta es indudablemente una etapa de aprendizaje, durante la cual aparecerán seguramente nuevas actividades, a la vez que se realizarán, continuamente modificaciones y ajustes.

    El trabajo con los Grupos Focales ha demostrado dentro de los estratos socio-económicos altos, una dinámica organizativa excepcional para estructurar y hacer crecer los núcleos de la Red una vez que éstos entienden su esquema, su propósito y su utilidad. Dentro de los grupos populares, por lo contrario, se requiere una motivación y un apoyo continuado por algún tiempo para vencer el síndrome social de "el líder o el ente protector", así como para establecer un espacio de tiempo para la acción ciudadana, capaz de competir con el esfuerzo por el sustento. Sólo así se logrará pasar de la dependencia (generadora natural del clientelismo), a la proactividad. Lo anterior tiene naturalmente, implicaciones presupuestales importantes.

    De acuerdo con lo planeado, se espera iniciar la actividad de la Red con unos 200 Núcleos Ciudadanos Iniciales de Acción (NIAs) que representan aproximadamente a 2,000 ciudadanos en la primera generación. Durante el primer año se aspira a establecer unos 1,000 Núcleos en esta etapa con unos 10,000 ciudadanos involucrados. Estas cifras son apenas tentativas y conservadoras, aunque mediante las experiencias realizadas con los Grupos Focales actuales se puede esperar una multiplicación directa aparentemente mayor.

    En esta etapa se consolidan las bases de una ética ciudadana compartida y puesta en práctica por los integrantes. Además de las acciones de interés individual, se estructuran los primeros propósitos y logros comunes, se desarrolla el Manual como instrumento de navegación ciudadana y se crea el espíritu corporativo de la Red.

    3.3 Etapa de Consolidación y de Autofinanciamiento

    De agosto de 1998 a julio del 2000 se planea realizar la Etapa de Consolidación del proyecto, aprovechando la experiencia que se derive de la etapa anterior. Con mecanismos establecidos de comunicación, multiplicación y acción ciudadana, es difícil predecir la posible convergencia a un número relativamente estable o una divergencia masiva en esta etapa, ya que factores tales como la agudización de la crisis o problemas de naturaleza política, pueden influir de manera no previsible hasta ahora en el comportamiento de la ciudadanía con respecto a su organización en Red.

    A partir de julio del año 2000, el proyecto deberá haber desarrollado una dinámica y una fuerza propia capaz de inducir el financiamiento de su operación por parte de los propios participantes dentro de la Etapa de Autofinanciamiento.

    En la Etapa de Consolidación (‘98 -2000) se buscará una multiplicación generalizada de la Red por factores que en la actualidad se estiman entre x10 y x100, es decir entre 100,000 y 1,000,000 de ciudadanos organizados. Como se observa, el nivel de incertidumbre es todavía muy grande ya que la multiplicación de la Red depende fundamentalmente de su propia capacidad para convertirse en un medio válido, eficiente y eficaz para animar y articular a la sociedad colombiana en pro de su propio desarrollo democrático. Procesos como los anteriores dependen, por ejemplo, de la realidad y la percepción de la crisis por parte de la población objetivo. Se estima que durante la primera parte de esta etapa todavía serán necesarios aportes parciales de fuentes externas para mantener el funcionamiento del equipo central y una parte significativa de las comunicaciones. Se ha estimado también, que el aporte que los Núcleos realizan en comunicaciones de respuesta y en especial en la dedicación de tiempo voluntario en reuniones y en la ejecución de las acciones supera de x3 a x10 veces el costo individual de operación de la Red.

    Los resultados más importantes de esta etapa son:

    1. ESQUEMA PRESUPUESTAL

    El proyecto tiene componentes de inversión, costos de naturaleza fija y costos de naturaleza variable. La inversión se refiere a equipos de procesamiento de información masiva, a equipos de comunicación y mobiliario. Los costos de naturaleza fija corresponden a la gestión, la operación, los materiales y la puesta en marcha de la Base de Operación de la Red. Los variables se estructuran fundamentalmente en función del número de núcleos servidos por la Red en torno a publicaciones, comunicaciones y capacitación continuada.

    La estrategia financiera del proyecto apunta a cubrir durante la primera etapa la totalidad de los costos, mediante donaciones múltiples a ser realizadas por fundaciones nacionales, organizaciones filantrópicas y gremiales, por empresarios y empresas, por fundaciones internacionales y por personas interesadas en el objetivo del proyecto. De hecho, todos los miembros del Movimiento, incluyendo los estudiantes, han aportado cantidades significativas así como tiempo profesional valioso. Durante la segunda etapa, los aportes de los núcleos participantes cubrirán crecientemente los costos variables hasta superarlos al final del primer año de operación. Al final de la tercera etapa, los aportes de los participantes deben generar un excedente suficiente para cubrir los costos fijos de la Red.

    La estrategia anterior se origina en el trabajo con los Grupos Focales. En conversaciones con Grupos de los diferentes estratos, se llegó a la conclusión de que el autofinanciamiento de la Red debe iniciarse desde el comienzo de ésta (la segunda etapa de Implementación Inicial). Las razones apuntan, tanto a la percepción del deseo de propiedad expresada por de los participantes (Nuestra Red!) la cual tiene un profundo significado educativo, como también por el hecho de que se genera un compromiso real con sus logros. Desde otro punto de vista, despeja los riesgos financieros procedentes de un posible crecimiento descontrolado de la Red.

    Se estima que una cuota mínima de $500 mensuales por participante ($ 5,000 por núcleo) incrementable hasta $ 10,000 por participante, por voluntad de los núcleos con mayores recursos (y/o compromiso) es aceptable y aún deseable a los diferentes niveles. Se ha encontrado que una fórmula aceptable para definir el aporte mensual de un núcleo dado, es: "la cuota de todos los miembros la define la capacidad del que menos pueda aportar en dicho núcleo". Núcleos que no puedan cubrir la cuota mínima, pueden cubrir su aporte mediante trabajo comunitario organizado. Los líderes de los núcleos simplemente consignarían los montos comprometidos y enviarían el comprobante con su volante. La transparencia se podría garantizar, por ejemplo, mediante una contabilidad abierta y transparente en una página de Internet en la cual cada núcleo interesado pudiera trazar el uso de cualquier recurso aportado. Sólo así se podría hablar con propiedad de "nuestra red ciudadana de ParticipaCCión"

    Si se busca como objetivo en la primera etapa, un crecimiento en el número de núcleos de los 200 iniciales a 1000 al final del año, para un promedio conservador de aportes mensuales de los núcleos de $ 15,000 ($1500 por participante), se operaría entre dos horizontes: uno inicial de unos $ 3,000,000 mensuales ($ 36,000,000 anuales) a la iniciación y uno esperado al final del año de $ 15,000,000 mensuales ( $ 180,000,000 anuales). La meta es la de lograr en lo posible, el financiamiento propio de los gastos variables al fin de la segunda etapa para comenzar la tercera (Agosto 1998) con un panorama presupuestal claro para afrontar cualquiera de los escenarios posibles de crecimiento. El supuesto de una cuota que triplica la mínima de $ 500 por participante-mes para la segunda etapa ha demostrado ser aparentemente conservador ya que la mayor parte de las comunidades organizadas que han respondido positivamente a la invitación, corresponden inicialmente a los sectores socioeconómicos altos, que ofrecen generalmente aportes bastante mayores.

    El análisis anterior apunta a que se requieren unos $ 380,000,000 para iniciar con tranquilidad el primer año de operación de la Red.

    Para una expansión durante los primeros dos años de esta etapa (1998-2000) de diez veces hasta llegar a unos 10,000 núcleos (100,000 participantes), en el escenario más conservador se estima un promedio lineal de 5,500 núcleos capaces de aportar, (a sólo dos veces el valor de la cuota mínima, $ 1,000 mensuales) unos $ 660,000,000. Para un costo variable por núcleo, estimado en estos rangos de operación en unos $ 50,000 anuales, se puede programar para esta etapa inicial, una capacidad aproximadamente suficiente para el auto-sostenimiento del sistema. Lo anterior se ve reforzado por el hecho de que los talleres (que también constituyen un costo variable) serán sufragados en buena parte por los participantes. Dependiendo de la evolución del proceso sin embargo, es posible que se requiera para esta tercera etapa, un apoyo por donaciones, de hasta una tercera parte de valores los valores presupuestados.

    Los costos fijos serán soportados durante los primeros tres años por fundaciones nacionales e internacionales, empresas, empresarios, entidades gremiales y personas naturales.